“Impecable, excelente, cálido, no se escapa ni un solo detalle, atención esmerada. La habitaciones son exquisitas, todas las noches encontrabas al regresar de cenar la habitacion calentita con caramelos arriba de la cama, te obsequian al partir una bolsitas con lavanda. La cocina es excelente. Se puede cabalgar, tiene piscinas, bicicletas, un parque increible.”